lunes, 5 de junio de 2017

Esto no es un adiós, es un hasta pronto



Como he leído tanto de copywritting y cómo captar la atención de tu lector con los títulos de tus posts, me he puesto melodramática con este título para deciros que me voy de vacaciones blogueriles hasta septiembre.

Pocas veces hablo de mí directamente, porque soy una chica muy tímida, aunque a veces finja que no lo soy y cree un espejismo perfecto. Pero hoy vengo a contaros que necesito vacaciones porque estoy, más que agobiada, bloqueada y apática.


A veces no me doy cuenta de todas las cosas que hago en mi día a día hasta que me tomo un respiro y me paro a reflexionar. Trabajo ocho horas diarias (normalmente más) en un trabajo que no me gusta (bueno, sí me gusta, lo que pasa es que lo de que te hagan la vida imposible ya tal...). Por lo tanto reparto mi tiempo libre entre entrevistas de trabajo que no son nada fructíferas (porque como ya tienes trabajo parece que tienes que agradecer que te exploten y que ya no tienes derecho a mejorar) y horas de estudio y de academia para sacarme una oposición (que me cuesta mil mundos porque, como trabajo y acabo agotada al final del día, pues mucho tiempo para estudiar no me queda).

Añadidle las cosas típicas que hace una persona como comer, poner una lavadora o incluso dormir (qué locura), y decidme si no pensáis que mis días tienen cuarenta y ocho horas.


No me gusta quejarme porque sé que tengo mucha más suerte que la gente que está en paro, pero después de catorce años trabajando y estudiando sin parar (y sólo tengo veintinueve, así que haceros una idea), he llegado al punto en que me he dado cuenta de que en la vida también hay que reservarse momentos para vivir.

Aunque también saco tiempo para estar con los míos y hacer algo que de verdad me apetezca, y no me quejo, a lo que me refiero es que me gustaría poder ir a hacer la compra sin tener que correr porque el súper cierra, o poder ir a cortarme el pelo sin tener que pasar casi sin comer porque no tengo otro momento, o poder aprovechar durante una hora los rayos de sol sentada en una terraza (cosa que no hago prácticamente nunca) y todo ello sin sentirme agotada mental y físicamente. ¡Sería un lujazo!

Solucionar el problema principal ya no depende de mí, porque yo hago todo lo que puedo y sólo me falta esa pizquita de suerte. Pero si hay algo que está en mi mano es aprender a tomarme las cosas con más calma, que a veces cuando estoy tan preocupada / cabreada / cansada, tras un minuto de pensar en las mil cosas que me quedan por hacer me pongo a respirar porque me doy cuenta de que se me había olvidado y llevaba mucho rato aguantando la respiración (y no es coña).

Y aquí es donde entra el blog, porque si estoy tan saturada incluso me bloqueo y me cuesta escribir, cuando esto es una afición que me encanta. Así que he decidido descansar hasta septiembre para volver con las pilas cargadas. Pero no pienso abandonaros, seguiré visitando blogs de vez en cuando, estaré por Twitter e Instagram y dedicaré este tiempo de asueto a apuntar ideas sobre las que hablaros a la vuelta, y también a terminar de dar forma a mi segunda novela (me está costando, pero sé que voy por buen camino porque tengo ahí a unos grandes dándome buenos consejos y poniéndome miguitas de pan para que no me pierda).

En definitiva, que volveré cargada de biquiños, así que no os vayáis muy lejos. ¡Nos vemos en septiembre!



22 comentarios:

  1. Vaya, que pena, justo ahora que acababa de aterrizar en tu blog, con lo que me gusta :(. Te mando mucho ánimo Cris. Descansa y vuelve a tope. Mientras aprovecharé para ir leyendo las entradas antiguas. Y mucha suerte también con la oposición, sé de sobra el esfuerzo que cuesta y a todo lo que hay que renunciar para lograrlo. Pero cuando te la saques, podrás tomarte la vida con mucha más calma. Ya nos contarás también cuando vuelvas las novedades sobre tu nueva novela.

    Para despedirme, te dejo una frase cargada de razón que se le atribuye a Napoleón: "una retirada a tiempo es una victoria". Seguro que en tu caso es así.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, Enrique. A mí también me ha pasado, encontrar un blog que me apetece leer y que justo paren o terminen. Pero yo te prometo volver, así que no te vayas muy lejos. Biquiños!

      Eliminar
  2. Descansa y disfruta de estos meses!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Cómo puedes llevar la mitad de tu vida trabajando teniendo veintinueve años, hija mía. Tómete el respiro y lo que te haga falta. Las cosas que se hacen por gusto no pueden llegar a convertirse en obligación. Feliz descanso. Haata le vuelta.
    Biquiños de esos tuyos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, eso mismo me pregunté yo cuando me paré a reflexionar. Biquiños!

      Eliminar
  4. Hola requeteguapa:
    Cada cierto tiempo es fundamental un descanso que nos proporcione la calma y perspectiva que necesitamos. Ya sabes: mens sana in corpore sano. No dudo que este tiempo será muy útil para tí. Para descansar y tomarte las cosas con un poquito de calma. Estoy convencida de que vas a lograr todo aquello que te propongas porque eres una persona decidida y con las metas muy claras.
    Toma el tiempo necesario, disfruta y desconecta. Te lo mereces, corazón.
    Miles de besiños para la más riquiña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, espero desconectar, lo necesito. Biquiños!

      Eliminar
  5. Descansa, que te esperamos a tu regreso :P
    Biquiños, queridiña :P

    ResponderEliminar
  6. Compañera, como diría tu paisano Pazos: "esto tiene que resultar interesante, no estresante", así que si necesitas un respiro tómatelo para volver con más fuerza, ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo resulta, pero es que se me llenó el vaso, así que a vaciarlo. Biquiños!

      Eliminar
  7. Cómo te entiendo... ¡Venga, a reponer fuerzas... y seguir!
    Ojalá tengas esa pizquita de suerte que te falta.
    Bestoes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, pero si tú me dices que esto me vendrá bien, te creo, porque creo que tú mejor que nadie sabes como me siento. Ojalá tenga algo de suerte para lo que quiero, ojalá :) Biquiños!

      Eliminar
  8. Te echaremos de menos, pero hay que saber cuando parar :)
    Besazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es mi problema, pero ahora mismo estoy intentando trabajar en él. De todas formas, de tu reto no me muevo. Biquiños!

      Eliminar
  9. ¿Estar en una terraza al sol en Galicia? Tú lo flipas rubia de sepia :-P jajajaja.
    Te entiendo muy bien, por eso yo ahora escribo y os leo de manera más espaciada y me gusta, porque así no me satura tanto ya que el día a día me come.
    Ánimo y descansa que te lo mereces.
    Mil besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este año no ha llovido nada, de hecho hemos pasado calor de más, fíjate la diferencia que no he enfermado ni un solo día. Pero bueno, con estar en una terraza con chaqueta y manta también me conformo :P Muchas gracias por los ánimos. Ya sabes que te sigo leyendo, aunque la mayor parte de las veces sea en silencio. Biquiños!

      Eliminar
  10. Ay, Cris, ¡¡¡como te comprendoooo!!!!

    Yo estoy saturada por otros motivos, pero también voy corriendo a todas partes y nunca llego al sitio a tiempo.

    Al menos tú has dicho "hasta luego", yo ni siquiera eso. Pienso "ahora voy al blog" y de pronto ha pasado otra semana. No pensaba irme, pero llevo un mes sin decir ni mú, como una vaca muda...

    Espero que te recuperes pronto de tanto estrago y que vuelvas cargadita de energía y alegría, que también cuenta.

    Unos besos veraniegos y hasta tu regreso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de decir: "me voy a tomar un descanso" y dejar de lado las obligaciones blogueriles libera más de lo que te imaginas. Así que hazlo, descansa tú también, y ya verás como vuelves con las pilas cargadas. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.