jueves, 5 de octubre de 2017

Estamos de inauguración


Imagínate una noche de verano con una temperatura agradable, de esas en las que no necesitas chaqueta pero tampoco te mueres de calor. En medio de un prado verde hay una chica mirando al cielo y de repente empiezan a caer luces. Explota la única pólvora que debería arder en el mundo si todos fuéramos civilizados. Esa chica que tiene el cuello dolorido de tanto mirar hacia arriba soy yo, y tú, que me lees, eres ese amalgama de luces que cae hacia mis ojos en un espectáculo ensordecedor de color.


Así me he sentido este último año en el blog, sola en medio de la oscuridad, sin saber qué hacer, sin saber si esto valía la pena. Me esfuerzo en tantas cosas y el karma me da tantos reveses, que dudo a menudo si todo lo que hago merece la lucha.

Iba a cerrar el blog, pensaba que ya no tenía nada más que contar. Pero entonces vi esas luces. Tú, y tú, y sí, también tú, que os pasáis por aquí y me abrazáis cuando el tiempo cambia y la noche se hace fría. Eso es lo que me da fuerza para seguir, y eso es lo que hace que hoy, 5/10/2017, retome el blog con más ganas que nunca.

He eliminado más de 100 entradas, he cambiado más de 70 imágenes. La página "Sobre mí" es más personal y, si os decidís a visitarla, veréis que cuento cosas nuevas. He cambiado el diseño, definido objetivos, he revisado unas 132 entradas para volver a etiquetarlas todas. En definitiva, he decidido lo que quiero hacer.

Y lo que quiero coincide con lo que la mayoría de vosotros habéis votado en esta encuesta: voy a hablar sobre escribir, sobre trhiller y novela negra, y también sobre esas experiencias personales que me moldean como escritora.

Ahora veréis por aquí cuatro secciones:

- Balas en mi recámara: donde hablaré de literatura y escritura, como cuando me preguntaba si el machismo en una novela impide que la leamos o cuando contaba 5 cosas que puedes aprender cuando te presentas a concursos literarios.

- Claqueta noir: donde os contaré qué aprendo sobre escribir (y, en especial, sobre escribir novela negra) cuando veo series como Fringe o películas como Passengers, y donde hablaré de los thriller y películas noir que vaya viendo.

- Reseñas con gran angular: donde pretendo hacer reseñas diferentes. ¿Qué es eso de copiar la sinopsis, hablar del "comienzo, nudo y desenlace" y luego darle estrellitas de uno a cinco? Hay blogs que hacen eso y algunos lo hacen muy, muy bien; pero yo quiero hacer otra cosa. Lo que quiero contaros es qué me enseña sobre escribir cada libro al que le dedico tiempo, como cuando aprendí a evolucionar como escritora manteniendo intacta la esencia o cuando me preguntaba si son los clichés útiles y necesarios en una novela.

- Voz en off: aquí os contaré cosas más relacionadas conmigo como escritora, porque un escritor nace de todo lo que ha vivido, y es muy importante tener el contexto en cuenta. Así que os contaré cosas como mis fracasos como escritora o hablaré de todo el cansinismo que me encuentro en las redes sociales.

¿Qué pasa con los retos "Detrás de la identidad" o "Terror en 113 palabras"? Pues, sintiéndolo mucho, han desaparecido (guardemos un segundo de silencio). Ya. Tengo que ser consciente de que después de trabajar, estudiar y dormir y esas cosas que hacemos los vulgares mortales, el tiempo que me queda para el blog es limitado, y esos retos restaban un tiempo a muchas otras cosas de las que quería hablar, como los artículos literarios. Así que, con todo el dolor de mi corazón, chao pescao.

¿Y "El abecedario del terror"? En vez de decirle adiós, dile hasta pronto. Ahí arriba a la derecha tienes una cajita para suscribirse a mi lista de correo. A partir del 4 de noviembre me tomaré un Nesquick con todo el que quiera charlar conmigo en el final de la semana. Contaré cómo me ha ido, y contaré cosas para ponernos al día. En definitiva, cosas más personales. Lo que más me gusta del blog es cada una de esas personitas que está al otro lado, y ese contacto más cercano estará ahí. Prometo no hacer spam ni mandar muchos correos. Sólo será una breve charla, entre amigos, donde habrá novedades incluso antes de que las diga en abierto (como, por ejemplo, la fecha de publicación de mi próxima novela).

Espera, espera, que si esto no te ha convencido, tengo un argumento irrefutable para que formes parte de la secta lista: a todo el que se suscriba le enviaré un libro titulado "El abecedario del terror". ¿Te suena? Está corregido, completado y, lo más importante, contiene el final de la terrorífica niña Samanta.

Y, para terminar con este repaso de lo que ha sido este blog y lo que vendrá, vamos a "hablar de trapitos" y a "criticar atuendos", que eso siempre nos gusta a todos. En esta foto que pongo a continuación verás cómo eran los blogs que tenía cuando empecé, cómo era este al principio y cómo ha ido evolucionando:


Y ahora, tachán, tachán, redoble de tambores y todo ese rollo, por si no la has visto ahí arriba, aquí está mi nuevísima y flamante cabecera:


Gracias a Aleixandrus por la foto, es perfecta (y por la paciencia con la modelo, porque sí, por si no te habías dado cuenta, yo soy la de la gabardina y el sombrero, y no, no sé posar). Y muchas gracias a David Orell por darle forma y hacer que la cabecera luzca como se merece (hago un inciso para decir que flipé cuando David me contó cuánto cobraba por hacer una cabecera de estas, si renuncias a tres cubatas este mes ya puedes permitirte una).

Como has visto, llevo un mes trabajando muy duro, pero el esfuerzo que hacemos en la vida no sirve de nada si no tienes un objetivo y si no tienes definidos los pasos que debes dar. Yo tuve la suerte de que alguien me cogiese de la mano y me orientase. Todo lo nuevo y bonito que veis en el blog ahora no habría sido posible sin él, y por eso quería cerrar esta entrada dándole las gracias a Jaume Vicent, del blog Excentrya. No hay dinero suficiente para pagar lo que ha hecho por mí. No solo su orientación y consejos han sido fundamentales, sino que su apoyo, siempre, siempre, y siempre es algo por lo que le aprecio una cantidad muy ingente de cantidubis.

Así que ve a visitarlo, lee lo que tiene que decir, apúntate a su lista de correo. Él sabe lo que se hace y tiene mucho que aportar a escritores y blogueros. En serio, ve a su web y empápate de todo lo que tiene que decir. Escucharle y seguir sus consejos supone un salto cualitativo en la manera de hacer las cosas, lo digo por experiencia propia.

Pero antes de marcharte, no te olvides de hojear esta nueva casa, la mía, que también es la tuya. Me encantará recibir tu opinión sobre todas las novedades y volver a reunirme contigo como hacíamos siempre. Nos vemos por aquí cada lunes y cada jueves. Así que apúntalo en la agenda, porque si no vienes y no tengo a quién mandarle biquiños, a ver para qué quiero yo el blog.

Lo dicho, gracias por seguir ahí, gracias por leerme, gracias por todo, y ¡biquiños mil!

14 comentarios:

  1. ¡Bienvenida de nuevo! Después de superar la barrera de la muerte, ¿cómo ibas a dejarnos? Ahora es el momento de salir a la calle y presumir de madurez :P
    ¡Mil gracias por la mención, queridiña!

    Biquiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, queridiño. Y gracias por todo tu apoyo. Biquiños!

      Eliminar
  2. ¡Ay, qué alegría volver a verte por aquí! Te ha quedado chulísimo y la cabecera es una pasada. Estoy deseando ver qué nos traes por aquí.

    Me he suscrito al correo electrónico (dos veces) pero, de momento, no me llega el mail de confirmación. Ya te contaré.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta ahora tengo 6 suscritos y todos sin problemas. Así que lo dicho, si mañana no te llega el mail de confirmación, avísame que miro de arreglar de otra manera. Gracias por estar siempre ahí. Biquiños!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡¡¡Muchas gracias!!! Eso me dice mucho :) Biquiños!

      Eliminar
  4. Lo que es entender. Nunca he sabido muy bien para qué sirven las etiquetas y tú vas y las cambias.
    Me alegra verte tan ilusionada, sobre todo porque como consecuencia de ello vamos a seguir viéndonos por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco supe para qué servían hasta ahora, por si te sirve de consuelo. Gracias por seguir por aquí. Biquiños!

      Eliminar
  5. Bienvenida!!! Me encanta verte de vuelta y me encanta como te ha quedado el blog! Y me gustan mucho esas nuevas secciones, más personales, más tuyas. Así que me voy a quedar por aquí, que ya echaba de menos tus biquiños.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si al final, hay que pensar en lo que a uno le gusta, para que le guste a los demás. Y no eches de menos mis biquiños, para ti siempre tengo aunque esté de vacaciones blogueriles :P Biquiños mil!!!

      Eliminar
  6. Ayer iba a dejarte un mensajae diciéndote lo mucho que me gusta tu nueva página, cuando la wifi se fue de vacaciones y no ha vuelto hasta ahora, que ya le vale.

    Muchas felicidades y mucha suerte con grandes éxitos para esta nueva etapa. A mí me tendrás por aquí, ya lo sabes :-)

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues menos mal que ha vuelto, si no ¿qué sería del Diario de una escritora? :D

      Me alegra que te guste, en especial a ti, que eres del gremio este de locos en el que me acabo de meter, xd! Gracias por tu apoyo, guapetona. Biquiños!

      Eliminar
  7. Yey! ;)

    Todos tenemos creo esos momentos de duda existencial en casi todo, cómo no los vamos a tener también en esto de los blogs, yo el primer culpable.

    Me gusta mucho el diseño y ese lavado de cara con la cabecera (creo que de todas las que has tenido es la que más me encaja) pero sobre todo me gusta que hayas recuperado esas ganas, visulumbrado tus metas, y sobre todo verte hacer lo que te gusta.

    Biquiños y prometo pasarme más por aquí, aunque yo y la constancia estamos bastante reñidos últimamente :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verte por aquí, Rober, y me alegro de que te gusten los cambios. Espero que recuperes tu constancia, que en las redes siempre se nota tu ausencia. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.