lunes, 23 de octubre de 2017

3 aspectos clave para enamorarnos de una saga literaria


Tanto si eres escritor como lector, o ambas cosas a la vez, sabes lo difícil que es que un libro enganche. Con la de historias interesantes que tenemos en nuestra pila de pendientes, cada vez resulta más difícil leer un libro hasta el final a pesar de que no cumpla nuestras expectativas. Así que hoy me pregunto: ¿cuántas páginas son necesarias para superar la barrera de "a otra cosa mariposa"? 

He leído en más de una ocasión que se debe dar especial mimo al primer capítulo de un libro, a la primera página, al primer párrafo y a la primera frase, porque será en esos puntos donde podemos perder a un lector o atraparlo hasta el final.

Pero si enganchar en un libro es harto complicado, imagínate la dificultad que tendrá que un lector siga una saga completa. A veces lees un libro bueno, que te ha entretenido, y cuando llega el siguiente quizá te olvides de él. ¿Por qué pasa esto? Nunca lo sabré. Quizá ha faltado algo y no sabes el qué. El contrapunto lo ponen esos otros libros que también son buenos y que, por el contrario, llevas meses esperando para ver qué les ha pasado a los personajes porque quieres conocer la nueva historia.

Es muy difícil explicar por qué un libro nos enamora y otro no, cuando la diferencia no es que uno sea bueno y otro malo. Supongo que de los libros, como de las personas, también puedes enamorarte; y que entran en juego circunstancias, características, que ni el propio autor es capaz de explicar. ¿Cuántos autores de best-sellers han dicho que no sabrían replicar su éxito porque todavía no entienden qué es lo que lo ha producido? Ya he perdido la cuenta.

Nadie tiene la fórmula mágica para escribir un libro que enganche, enamore y venda (aunque hay quien intenta venderla), pero sí podemos desmenuzar las partes de una saga que nos hayan gustado y llamado la atención para intentar aprender de ellas.

Te animo a que hagas este ejercicio: piensa en una saga que estés leyendo o hayas terminado y te haya dejado un buen sabor de boca. ¿Tienes una mente? Yo voy a escoger un libro que he leído este verano (redoble de tambores): "Un cadáver muy frío (Las cosas y casos de la señora Starling nº1)", de Ana Bolox.

"Un cadáver muy frío" es el primer libro de una saga policíaca y sí, con sólo un libro ya estoy enganchada. Se trata de una novela negra en la que destacan los siguientes aspectos:

- Es una historia muy noir, de esas policíacas ambientadas en Londres, en la época dorada de ese cine negro con detectives de sombrero y gabardina. Innovar en los géneros está muy bien y da lugar a resultados realmente sorprendentes; pero cuando dominas un género y sabes ambientarlo en sus orígenes, eso es algo que el lector también aprecia. Los clásicos, al igual que las comedias románticas o las películas de acción, nunca mueren, y siempre es reconfortante estar metido en medio de uno.

- El personaje principal es una mujer fuerte (en especial para la época) y que tiene mucha química con su co-protagonista. Pero no se trata de una historia como tantas otras de chica conoce chico y se enamoran mientras resuelven un caso. Aquí hay mucho más, y es eso lo que contribuye muy activamente a que quieras leer el próximo libro.

-  El crimen principal aporta el misterio que toda novela policíaca necesita, pero el aspecto singular de todo lo que lo rodea (en este caso un mundo desconocido de marineros y maquetas antiguas) hacen que tenga unas características especiales que lo envuelven.

¿Cuáles son, entonces, esos 3 aspectos que me enamoraron de la saga de la señora Starling? Pues estos:

1.- La esencia del género negro que ambienta toda la novela y que te devuelve a los orígenes de un clásico atemporal. A veces dominar la esencia de un género es tan o más difícil que inventar cosas nuevas.

2.- Los personajes, que más bien son personas. No se trata de arquetipos ni de modelos que ya hayas visto mil veces. Tienen su historia detrás y eso hace que la trama avance hacia delante de una manera diferente a cualquier otra.

3.- La ambientación, que más allá de la típica descripción de paisajes y escenarios te envuelve en un mundo que logra separarte, precisamente, de esos paisajes y escenarios para atraparte en su atmósfera singular.

En definitiva, hay libros buenos que no enganchan, no sé muy bien por qué; pero para que un libro me atrape lo que sí sé es que debe contar con cosas como las que acabo de mencionar.



¿Eres de libros únicos o de sagas literarias? ¿Qué te motiva a empezar una saga? ¿Coincides en algún punto conmigo? Me encantaría conocer tu opinión en los comentarios.

-------------------------
P.D.: Recuerda que el próximo 4 de noviembre, solo un día después de mi cumpleaños, te recibiré con los brazos abiertos en mi lista de correo. Apúntate, no vaya a ser que organice un sorteo y se te escape...

4 comentarios:

  1. Trilogías sí leo de vez en cuando. Las sagas como tales, la verdad es que me terminan cansando. Creo que soy muy poco fiel. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es porque no conoces al Cabo Holmes, de Laredo, cada libro es un bombazo, y lo mejor de todo, es que puedes leerlos desordenados, por separados y dejarte alguno por el camino. No sé, parece fácil hacer eso, pero no lo es. Deberías animarte con él :) Biquiños!

      Eliminar
  2. Es difícil saber por qué una novela te engancha más que otra. Porque a veces no lo ves claro, pero ahí estás enganchada. Y no me importa seguir sagas, aunque últimamente intento evitarlas, que tengo tantas empezadas... Este libro que traes hoy no lo he leído, pero ya lo tenía bien apuntado. Me lo subrayo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustan esas sagas en las que no queda nada inconcluso de un libro a otro, que puedes dejarlas cuando quieras, así evitas el agobio. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.