lunes, 13 de noviembre de 2017

Dónde encontrar la inspiración para escribir novela negra


Hoy en día parece que está todo escrito, que es difícil tratar un tema nuevo, contar una historia original, hacer, en definitiva, algo diferente. Yo soy de esas personas que piensa que no importa tanto lo que cuentas sino como lo cuentas.


En mayo Gabriella Campbell nos proporcionaba 34 fuentes de inspiración para romper el bloqueo del escritor, y hoy quiero hablaros, en concreto, de su punto 4, que constituye una fuente de inspiración específica para thriller, suspense e historias muy noir: las historias de sucesos.

Puede que el refrán "la realidad supera la ficción" se nos vaya a romper de tanto usarlo (como el amor de la Jurado), pero no por ello deja de ser cierto. Muchas veces he pensado que ya nada me sorprende en este mundo cuando, de repente, vuelve a aparecer en las noticias algo que me saca los ojos de la cara cual dibujo animado.

Con esto no quiero decir que en una novela se deba plasmar una noticia tal cual, para eso se supone que ya están los periódicos (bueno, cierto es que a veces la prensa no es muy objetiva y no se ciñe a la realidad, pero eso daría para un artículo aparte). Lo que quiero decir es que, igual que la semana pasada te hablaba de que para construir personajes inolvidables podemos dotarlos de características de personas reales, para crear buenas tramas también podemos inspirarnos en la realidad, y más si escribimos novela negra porque, por desgracia, hay sucesos macabros, increíbles y sorprendentes todos los días.

¿Te imaginas, por ejemplo, un libro que trate sobre un escritor de novela negra que también se dedique a matar? Un argumento interesante que se me acaba de ocurrir recordando esa noticia de la que te hablaba el mes pasado cuando me preguntaba si los escritores noir tienen una mente criminal.

En muchas ocasiones es complicado escribir novela negra porque nos da muchos quebraderos de cabeza encontrar la forma de dejar las pistas, cual Pulgarcito con sus migas de pan, sin que la resolución del caso resulte obvia o sin que se vuelva tan enmarañada que el lector sienta que lo hemos engañado porque le hemos ocultado información. Una forma de aprender esto es viendo las noticias, siguiendo esos casos a los que se les da cobertura paso a paso, porque gracias a ello podemos ver, en mayor o menor medida, cómo se desarrolla la investigación.

En la novela que estoy escribiendo ahora, por ejemplo, supe desde el principio cuál era la historia de fondo que quería contar, pero lo que no tenía tan claro era la manera de llevar a cabo el suceso central, así que me documenté. Lo mío no es novela histórica, así que no tuve que ser tan concienzuda, pero sí me dediqué durante un par de semanas a leer todas las noticias similares a la que yo quería contar, viendo las pistas que los investigadores habían seguido, atenta a por qué habían fallado en tal o cual cosa o cómo había sido el momento final de la resolución del caso.

Me inspiré con todo eso para crear el suceso central, pero lo demás, lo más importante, es ver por qué los personajes se comportan como lo hacen y por qué llegan a esa situación límite. Qué es lo que subyace, cuál es el sentimiento más profundo que los mueve y cómo reaccionan ante esa situación tan anómala. Eso todo ha sido de mi cosecha, ese es el camino que pretendo que los lectores recorran.

Lo que uno trata de transmitir como escritor es lo más importante, pero no hay que olvidar que, si se trata de novela negra, los lectores van a querer resolver un misterio. Así que si eres un escritor noir no tengas miedo de empaparte de realidad antes de contar tu historia. Los lectores te agradecerán toda sensación de realidad de la que puedas dotar a tu novela.


Como lector, ¿recuerdas haber leído algún libro que se pareciese mucho a la realidad? ¿Te gustan las historias basadas en hechos reales? Y como escritor, ¿en qué te inspiras a la hora de crear el suspense de la historia? Te espero en los comentarios.

------------------------------
P.D.: Recuerda que si te apuntas a mi lista de correo, además de un mini libro para suscriptores podrás participar en el sorteo de un ejemplar dedicado de mi primera novela y un regalo sorpresa. El sorteo estará activo hasta este jueves 16. ¿Te vienes?


* Datos obligatorios

10 comentarios:

  1. A mí la novela negra sí me gusta que esté basada en hechos reales. De hecho, me gusta incluso leer crónica roja (pena que ya no exista "El Caso"). Siempre digo que, de no haber hecho periodismo, me hubiese gustado tirar por la criminología. Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta la novela negra, como bien se ve, pero el libro que más me gusta en el mundo mundial el "A sangre fría" de Capote, y ahí hay muchísima realidad. Cuando empecé a estudiar ni sabía que había criminología, pensaba que los investigadores eran policías, sin más especialidad. Biquiños!

      Eliminar
  2. Como lector no me gustan las novelas basadas en hechos reales así como tampoco dramatizaciones televisivas. Mi acercamiento al género busca la evasión y el divertimento aunque los temas puedan parecer en exceso sórdidos para tal fin.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que puedes distraerte aunque esté basado en hechos reales, aunque supongo que a veces es mejor no haberlos conocido de antemano, porque así parece más ficción. Biquiños!

      Eliminar
  3. Pues sí me gustan las novelas basadas en hechos reales, aunque es cierto que las sufro más. Que a veces necesito parar, respirar para poder seguir. Porque pensar que todo lo que está contando es real... Duele.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que las sufro todas por igual, tengo demasiada empatía y siempre pienso que eso que cuentan, por muy ficción que sea, quizá haya sucedido en alguna parte. Biquiños!

      Eliminar
  4. Hace poco que me han encargado escribir una biografía novelada de un gran asesino (cuya identidad todavía no me han dicho). Me apetece el reto: investigar sobre su vida, por qué se convirtió en un monstruo, intentar comprenderlo (si es posible)... Como reto, me apetece, sí, pero creo que no me gustaría escribir demasiado sobre hechos y personas reales. Aunque igual le cojo el gusto... Ya te contaré :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ala, qué proyecto más chulo. Pues a investigar. Y cuéntanos qué tal en el blog, estoy segura de que aprenderás mucho con ello. Biquiños!

      Eliminar
  5. Más que novela negra, me gustaba leer crónica roja. Me gustaba, ahora trato de rehuirla ante el descubrimiento terrible, siempre in crescendo, de lo que somos como especie humana. Ni siquiera en mis microrrelatos me gusta abusar de esa temática que ronda los crímenes. A no ser que se me ocurra algo muy bueno (según yo jaja)

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay épocas para todo, y la verdad es que sí, hay sucesos muy duros. Pero lo bueno es que si algo ya no nos aporta, hay muchos géneros literarios maravillosos esperándonos ahí fuera. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.