lunes, 20 de noviembre de 2017

Todo lo que Narcos me enseñó sobre escribir


Una de las series más aclamadas de Netflix lleva ya tres temporadas completas en pantalla. Se trata, nada más y nada menos, que de Narcos. Muchos la odian, otros la adoran, pero lo que sí es cierto es que no deja a nadie indiferente. Narcos cuenta con muchos elementos que la han convertido en una serie de éxito, recursos que bien podríamos aplicar para escribir un buen libro. Y ¿cuáles son? Pues estos cinco:


1.- Una trama clara, sencilla y conocida a la que han sabido darle la vuelta: Contar una historia original o contar una historia de forma original no es lo mismo, pero eligiendo cualquiera de las dos podemos llegar a buen puerto. En el caso de esta serie tratan el tema del narcotráfico colombiano, como tantas otras, pero han sabido darle una vuelta de tuerca. Se han documentado muy bien, incluyendo incluso noticias e imágenes reales de la época que tratan. Pero lo han mezclado todo con la dosis de ficción justa que hace que el espectador se enganche a la pantalla. Y eso me hace pasar al segundo punto.

2.- La vida real, una fuente de inspiración que no hay que seguir al pie de la letra: En Narcos hay mucha verdad, pero hay partes reales que se han sacrificado para darle un componente emocional que enganche, moldeando así la historia a su antojo para hacerla más accesible al espectador. Los hechos reales son una fuente de inspiración que puedes usar de tres formas: contar la misma historia tal cual, coger las ideas para crear algo nuevo, o contar la historia de base mezclándola con ficción hasta que no se pueda diferenciar qué partes son reales y cuáles inventadas.

3.- Un protagonista con motivaciones muy pontentes: El investigador principal del caso en el que se pone el foco, Javier Peña, es un agente con unas claras convicciones, y son éstas las que lo empujan a seguir adelante y a intentar atrapar a los capos de la droga que persigue por encima de cualquier inconveniente. Eso provoca que se meta en muchos líos, que le pongan trabas y que intenten hacerle daño. Al final acabas identificándote con él y, aunque no siempre apruebas lo que hace, intentas comprenderlo y sientes la necesidad de saber qué le pasará en el siguiente capítulo.

4.- El antagonista como personaje principal: En muchas historias de policías el foco se pone en el investigador y en los hechos y sólo al final se descubre al asesino/ladrón/(insertar aquí el tipo de delincuente que te apetezca), pero en esta serie Pablo Escobar es tan o más importante que el resto del elenco. Es un personaje con luces y sombras del que vemos su evolución, han intentado humanizarlo y eso provoca que también intentemos ponernos en su piel. Esto no quiere decir que aprobemos lo que hace, sino que simplemente podemos recorrer su mismo camino y ver por qué ha llegado hasta donde ha llegado.

Como sabes, Narcos habla sobre narcos, en plural, por lo tanto la serie asumió un reto muy grande cuando tuvo que cambiar de antagonista. Si bien los capos de la tercera temporada no eran tan potentes como Pablo Escobar creo que hicieron un buen trabajo, porque también tenían su chicha y porque nuestro protagonista seguía ahí, con lo que han sabido moverse muy bien entre esas dos aguas (protagonista - antagonista) para poner el peso donde lo requerían sus necesidades y las del espectador.

5.- No todo es blanco o negro: No hay nada que me moleste más que una planicie de personajes y hechos en una novela. No toda acción da lugar a una consecuencia inmediata, ni todo personaje es bueno o malo. A veces, más que los hechos importa el por qué, ver el final de una serie está muy bien y puede ser apoteósico, pero lo que realmente disfrutamos es el camino.

Todo lo que he aprendido viendo Narcos puede ser muy útil a la hora de escribir una novela, porque me ha mostrado que las tramas sencillas contadas desde una perspectiva novedosa pueden ser muy efectivas; me ha enseñado cómo usar la inspiración obtenida de la vida real; he visto que el peso del antagonista es tan importante como el del protagonista y he aprendido que el final de un libro no lo es todo, todas las páginas previas a la última son igual de importantes y, si están bien escritas, harán que disfrutemos más cuando lleguemos a la palabra "Fin".


¿Has visto Narcos? ¿Eres de los que la aman o de los que la odian? ¿Me recomiendas alguna serie cuyas novedades y recursos te gustaría ver empleadas en una novela? Te espero en los comentarios.

------------------------------
P.D.: Enhorabuena al ganador del sorteo de mi lista de correo. Si a ti te interesa participar en los próximos o, simplemente, charlar un ratito conmigo cada sábado, no olvides que puedes apuntarte.

Y si ya estás apuntado, acuérdate de añadirme a tu lista de contactos para que mis correos no caigan en la temible y odiosa bandeja de spam.

* Datos obligatorios

6 comentarios:

  1. No me llama. Lo veo muy "americanada". Vi "El Patrón del Mal", que es colombiana y esa sí me gustó un montón. ¿Una serie que me gustaría ver convertida en novela y no a la inversa? Me lo pones difícil... A bote pronto no se me ocurre ninguna porque las que me gustan, o vienen de un libro o su parte visual es demasiado importante. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco americanada sí que es, para qué lo vamos a negar xd! Biquiños!

      Eliminar
  2. Vi un par de capítulos...suficiente para saber que vivimos en una sociedad domesticada por lo que desean que veamos de nosotros mismos desde el exterior, no la odio me da náusea que los "creativos" sigan pautas de construcción de identidad marcadas por el dinero, los gringos y creando una sociedad que se identifica y observa en la criminalidad y no en el arte, la ciencia, la propuesta de pensamiento no sólo critico, que puede hacerse (lo hacen, gringos e ingleses para si mismos, claro) como uno de los empleos de la construcción de una sociedad con valores y principios en los que desean transformarse. Por eso y mas cosas que la ignorancia y subordinación provocan que sigamos sumiendonos en la dependencia economica, ideológica y politica sin sustento ni creatividad o propuesta real estas series no son ara odiarse son para dar lástima por el modelo que repiten. Jovenes que deseen escribir no a prostituyan tengan no sólo conocimiento político real,histórico y revaloren como desean recontruir la sociedad individualista, vanal y mercantilista. Eso sería verdaderamente un acto de hacer y crear relevante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo te decía por Twitter, lo importante es cómo lo hace, en eso me estaba fijando. Biquiños!

      Eliminar
  3. No la he visto. No es una serie que me llame, no sé por qué. Quizás debiera darle una oportunidad, pero con tanto pendiente por ver...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que las series y las películas se ven en el momento adecuado, así que quizá este no es tu momento. Me ha pasado a mí con The Big Bang Theory, nunca quise verla, nunca me llamó, y ahora mismo estoy enganchadísima. Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.