lunes, 12 de marzo de 2018

Abogada del diablo (sobre el secuestro de Fariña)


Seguro que sabrás que la semana pasada la titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Collado Villalba ordenó el secuestro del libro "Fariña", un ensayo periodístico del autor Nacho Carretero sobre el narcotráfico gallego en los años ochenta y noventa. Inmediatamente después de que esta noticia saltase a los medios hubo una avalancha en las redes sociales en contra de este acto judicial y a favor de la libertad de expresión, pero yo no estoy de acuerdo con ello, y te explico por qué.


¿Alguna persona de las que se ha indignado con el secuestro de este libro se ha preguntado por qué la juez ha tomado esta decisión? Por si no lo sabes, en el libro (según las noticias que he visto, porque yo la historia no la he leído) el autor dice, en un punto del mismo, que el entonces alcalde de O Grove, José Alfredo Bea Gondar, participó en una descarga de cocaína, y éste ha demandado al autor y a la editorial por injurias y calumnias.

Lo cierto es que cuando se instruyó la causa sobre la que habla el libro, en un primer momento Bea Gondar fue condenado por estos hechos, pero más tarde el Tribunal Supremo lo absolvió por un defecto de forma. Da igual los motivos del Supremo para absolver a esta persona, lo cierto es que no hay ningún documento judicial firme que declare a Bea Gondar culpable de los hechos que se narran en el libro.

En alguna ocasión me han preguntado si me inspiro en personas reales para crear a mis personajes, a veces cojo rasgos de aquí y de allá, pero nunca digo de quién. No creo que a mí me vaya a demandar nadie, pero en el futuro, quién sabe, y es por eso por lo que nunca se me ocurriría poner en mis historias los nombres de las personas reales en las que me inspiro.

Si Nacho Carretero hubiera escrito la misma historia con nombres distintos, esto no habría pasado. Pero lo cierto es que su libro no es una novela, es un ensayo periodístico que cuenta hechos reales, con nombres de personas reales.

Voy a hacer de abogada del diablo y voy a ponerme por un momento en la piel de otra persona. Si sale mi nombre en una novela, hablan de mí y dicen algo que no es cierto, ¿por qué tendría que aguantar que me calumniasen? En este caso no entro en cosas que se saben, si no en cosas que han podido probarse, que para la justicia no es lo mismo. Y, en este caso, ese suceso en concreto no ha podido probarse.

De hecho, la serie todavía sigue emitiéndose. ¿Por qué? Porque en la serie de momento se cuenta la verdad. Ese episodio por el que se ha secuestrado el libro aún no ha visto la luz, y si no aparece en la serie esta no tendrá ningún problema.

Por eso el secuestro de "Fariña" no es un acto contra la libertad de expresión, pero qué fácil es soltar una frase como esa e ir a manifestarse en masa a las redes sociales sin pensar nada más. Una novela de ficción tiene muchas interpretaciones, pero una historia basada en hechos reales o cuenta la verdad, o mejor que no cuente nada.

Hoy voy a terminar con una frase de Sigmund Freud que me encanta y que espero que te haga reflexionar:

Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos.

¿Has leído el libro o visto la serie? ¿Te está gustando? ¿Qué piensas sobre el secuestro del libro?

------------------------------
P.D.: Yo siempre digo lo que pienso, y en mi lista de correo más. ¿Te vienes?


* Datos obligatorios

12 comentarios:

  1. Si es así, me parece bien lo que se ha hecho con el libro. Aunque ha conseguido un efecto rebote y creo que ahora hay más gente interesada en leer el libro. Hay que explicar bien en qué consiste la libertad de expresión, que son muchos los que no lo tienen claro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero también es verdad que a mucha gente lo que le gusta el barullo, y habla sin reflexionar. Biquiños!

      Eliminar
  2. Había oído la noticia y el efecto "Streisand" que ha provocado lo del secuestro. La verdad, no conozco del asunto más que lo poco que mencionas, pero supongo que habría que ver si el alcalde que citas se libró de la condena por un tecnicismo cuando de otra forma habría sido declarado culpable, cosa que según el siguiente artículo es lo que ocurrió: https://www.eldiario.es/politica/Bea-Gondar-condenado-secuestro-Farina_0_742625945.html. Siendo así, considerarlo calumnia es tremendamente discutible.

    Lo que me indigna no es el secuestro del libro "per se", sino la doble vara de medir en estos asuntos. A efectos prácticos, sólo los poderosos de ciertos bandos tienen derecho a eso de los crímenes contra su honor. Si el calumniado fuera cualquier otro, el libro no se habría retirado de la venta, o de haberlo sido, seguro que habría ocurrido tras un larguísimo litigio y cuando la reputación del afectado ya no podría recuperarse de ello. Sin embargo, aquí el aparato judicial ha actuado rápidamente no por ser una calumnia, sino por afectar a quien ha afectado. Y para muestra, otra noticia. El mencionado no tiene ningún problema en proferir semejantes comentarios hacia el autor: https://www.eldiario.es/politica/exalcalde-Grove-ordeno-secuestro-Farina_0_748925231.html
    Y yo aquí me pregunto, ¿será enjuiciado Bea Gondar por esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El autor pone en el libro una cosa que no se ha probado judicialmente, da igual cuál haya sido el motivo (real, o defecto de forma) el caso es que no ha sido probado por la justicia y la justicia es igual para todos. Y que la persona que denuncia haga ciertas cosas que no están bien no convierte a esa parte del libro en legal.

      La persona titular del juzgado no entra a valorar si lo que pide el denunciante es moral, ni si él es moral. Sólo juzga lo legal, y eso es lo que deberíamos valorar cuando hablamos de una resolución judicial.

      Biquiños!

      Eliminar
  3. Es un tema peliagudo. Es cierto que debería haber omitido nombres para evitar esto pero en realidad ha conseguido que más gente se interese por el libro, así que no sé si no contaba ya con esto. Los caminos del marketing son inescrutables. Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre deben emitirse los nombres, si no mira después qué pasa. Jajaja, me apunto esa frase reformada para el marketing, me encanta :) Biquiños!

      Eliminar
  4. Sí, sí, sí y sí. Además, es una competencia del juez que puede utilizar cuando crea que es conveniente hacerlo, acorde con la ley. ¡Estoy totalmente de acuerdo contigo en todo lo que dices! En todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, muchos han atacado al juez, pero nadie se ha puesto a pensar con la ley en la mano. Biquiños!

      Eliminar
  5. No hago más que ver este libro por todas partes y sé que echan la serie en tv, pero te puedo garantizar no me llama absolutamente la atención. Supongo que estoy a otras cosas :P

    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces cuando nos dan tanto el coñazo con algo te quitan las ganas de verlo/leerlo, me pasa muy a menudo así que te entiendo. Biquiños!

      Eliminar
  6. Yo quiero que me secuestren Harina de otro costal, ya verás como me forro a vender! Por lo demás, hoy en día con las redes sociales y lo que se genera alrededor, no es más que el reflejo del griterío en la plaza mayor en la época del Medievo. Eso sí, al menos no tenemos sogas y garrotes viles con los que colgar a la gente. En fin, insisto, el día en que Harina sea controversia, me haré multimillonaria (al tiempo...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si te secuestran "Harina" entonces me manifiesto yo, sólo para darle bombo y que lo lea más gente, que es un señor libro como la copa de un pino :) Biquiños!

      Eliminar

Un post sin comentarios es peor que un día sin conguitos. A mí me encantan y me alimentan (los comentarios, quiero decir) así que anímate a dejarme el tuyo, me alegrarás el día.