Sobre mí

Ocurrió en el otoño de 1987, un frío día de noviembre. Cuatro días antes del golpe de Estado en Túnez y cinco del referéndum nuclear en Italia. Dieciocho días antes de que el capo colombiano de la droga, Jorge Luis Ochoa, fuese capturado por segunda vez. Entre tantos y tantos sucesos que conmocionan a la gente de a pie (gente como tú y como yo), nacen aquellos que quieren contarlos a través del particular prisma con el que ven el mundo. Ahí es donde siempre he encajado.

Me llamo Cris y empecé en esto de escribir como una persona tímida protegida por otro nombre y escondida tras un abanico. Aunque lo sigo siendo (y parte del seudónimo todavía me acompaña en las redes), hace mucho que decidí dar la cara y firmar todo lo que escribo.

Soy una voraz lectora y concienzuda escritora de novela negra y thriller. Pero, sobre todo, soy una gran defensora de la verdad que nos rodea. Si eres de los que disfrutan con el género noir y también te gusta encontrar una dosis de realidad en lo que lees; o si lo que te gusta es escribir y saber más sobre este oficio, entonces te propongo un plan: quédate conmigo.

Prometo llevarte a un prado verde todas las semanas, uno de esos donde huele a hierba recién cortada y en el que hay madera apilada al fondo. Ahí colocaremos unas latas y te enseñaré a disparar. Con cada artículo que salga de mi pistola procuraré dar en el blanco de lo que todo lector y escritor de novela negra quiere saber acerca del género.

Si de verdad te apasiona el género noir, en serio, quédate conmigo, no te arrepentirás. Yo ya estoy en ese prado verde. ¿Te reservo un sitio?